Pocos haitianos van a su país esta Navidad

Pocos haitianos van a su país esta NavidadFRONTERA: Contrario a lo que ocurría en otros años para la época de Navidad, muy pocos haitianos se han animado a regresar a su país con motivo de esta ocasión, pero si hay mucho interés de esos ciudadanos de ingresar a territorio dominicano por la vía legal e ilegal.

Funcionarios migratorios y militares, apostados en Dajabón, dijeron al Listín Diario que hasta ayer no había regreso de haitianos a la vecina nación para pasar la Navidad junto a sus familiares.
Asimismo, en Migración se dijo que diariamente haitianos que disponen de carnés, visados dominicanos y otros documentos se apresuran a ingresar a este territorio, porque alegan que no tienen interés de pasar la Navidad en Haití.
Esperan incremento
No obstante, estimaron que esperan que a partir del 20 comience el éxodo de inmigrantes hacia Haití. En otras épocas navideñas, los vecinos comenzaban a retornar a su país desde que entraba diciembre. Oficiales del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), dijeron que diariamente apresan entre 50 a 70 haitianos cuando intentan cruzar la frontera de manera clandestina.
Estos arrestos son supervisados por oficiales del consulado haitiano en Dajabón, los cuales al ser entrevistados, contaron que no han visto maltrato de los militares hacia sus compatriotas. “La República Dominicana tiene todo el derecho de repatriar a nuestros compatriotas que cruzan sin documentos a este país, pero sin maltratarlos y hasta ahora no tenemos quejas”, indicó el funcionario consular haitiano que prefirió no identificarse.
Haitianos consultados por periodistas de este diario dijeron que prefieren quedarse en el país y no reencontrarse con sus familiares, porque al regreso confrontan dificultades para entrar.
Los pocos haitianos que están entrando hasta Haití son los que tienen pasaportes visados y carnés del Plan de Regularización de Extranjeros o cualquier otro permiso.
Jean Paul, un trabajador agrícola haitiano refirió que igual que otros de sus compatriotas, este año no regresará hacia Haití para compartir la Navidad con sus parientes y que en cambio les enviará dinero para la cena de Nochebuena con personas que se dedican a esas transacciones.
Vigilancia militar
En cuanto a la vigilancia militar en la frontera, hasta ayer es la misma que ha sido establecida hace meses.
Mediante un recorrido por las comunidades de Sanché, La Bomba y Cañongo, lugares usados por los traficantes de personas para trasegar con haitianos, se pudo apreciar que no habían soldados apostados.
Los callejones lucían desolados y los haitianos que se veían en la zona, trabajan en fincas agrícolas y ganaderas.
Se apreció que los chequeos en los puntos de control militar son más rigurosos, pero hay denuncias de que pese a la vigilancia, la entrada de haitianos indocumentados sigue en aumento.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.