esta situación en Venezuela recuerda como golpe contra trujillo

  • Aislamiento recuerda golpeo contra Trujillo
    A favor y en contra. Tras la proclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, las manifestaciones a favor y en contra del gobierno de Nicolás Maduro se suceden en todo el país y en gran parte del mundo.
Santo Domingo:
República Dominicana y Venezuela, casi 59 años después, presentan una situación parecida, aunque con diferentes actores. La decisión de República Dominicana de no reconocer a Nicolás Maduro ni al líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como gobernantes del país suramericano, y asumir la posición ante la Organización de Estados Americanos (OEA) de que a través del diálogo y con la participación de todos los actores políticos venezolanos se podrá alcanzar la reconciliación nacional, recuerda la posición que en 1960 tomaron los venezolanos ante una reunión de cancilleres.

Era exactamente la sexta Reunión de Cancilleres de la OEA, celebrada en San José, Costa Rica, en agosto de 1960, donde el tema era las injerencias del entonces gobierno dominicano, comandado por Rafael Leónidas Trujillo, en actos de intervencionismo y agresión en Venezuela.
En épocas donde la dictadura trujillista comenzaba a exponerse negativamente al resto del mundo, el 4 julio de ese año el entonces representante venezolano ante la OEA solicitó una convocatoria de emergencia para tratar varios de los sucesos conflictivos de República Dominicana ante Venezuela entre finales de la década de 1950 y el verano de 1960.
Las acciones trujillistas:
En los días subsiguientes se forma una comisión que investigaría lo sucedido en 1959, cuando un avión salió de Santo Domingo con destino a alguna ciudad venezolana llena de panfletos que incitaban al ejército de ese país a revelarse ante el gobierno de Rómulo Betancourt, también indagarían sobre el supuesto apoyo brindado por Trujillo al opositor de Betancourt, Jesús Castro León, para la organización de un golpe de estado y el atentado ante el presidente venezolano el 24 de junio de 1960.

La comisión encontró culpable de esos cargos a la dictadura trujillista y las medidas tomadas por los diferentes representantes de la OEA fueron la ruptura permanente de las relaciones diplomáticas y la suspensión de los convenios económicos realizados con República Dominicana.
Dentro resolución también se estableció que las medidas serían removidas cuando en el país “desaparezca el peligro que para la paz y la seguridad del continente representa actualmente (agosto de 1960) el gobierno de la República Dominicana”.
Recalcando que esas medidas se convierten, más que nada, en un aislamiento hacia la presidencia de Trujillo.
 Durante las discusiones de cuáles serían las condenas hacia el país, varios delegados (principalmente el de Estados Unidos) plantearon en la reunión la celebración de nuevas “elecciones democráticas” supervisadas por una comisión de la Secretaria de Estado de Estados Unidos, la cual fue refutada por los representantes mexicanos, quienes sostuvieron que la creación de esta comisión violarían el principio de no intervención establecidos por la entidad.
Situación actual:
El miércoles 23 de enero del presente año, con el respaldo masivo de manifestantes venezolanos, Juan Guaidó se proclamó como presidente interino de ese país con el propósito de celebrar unas nuevas elecciones democráticas.

Guaidó también recibió el apoyo por parte de la mayoría de los Gobiernos de América, de la OEA y de la Unión Europea, quienes consideran ilegítimo el gobierno de Nicolás Maduro.
El pasado 10 de enero, Nicolás Maduro tomó posesión de su segundo mandato después de unas elecciones celebradas en mayo de 2018 en las que la oposición no participó como medida de presión política y los resultados no fueron acogidos por la oposición ni por una parte de la comunidad internacional.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.