Policías y familiares despiden al teniente asesinado el domingo

  • Policías y familiares despiden al teniente asesinado el domingo
    Oficiales, clases y alistados de la Policía Nacional, junto a familiares, dieron el último adiós al teniente Juan Mercedes Vásquez, asesinado el domingo en Los Rosales. J A MALDONADO
Paul Mathiasen
Santo Domingo, RD:
Un clima frío, entre nublado y lluvioso arropó el entierro de los restos del teniente Juan Mercedes Vásquez, el oficial Swat de la Policía Nacional que murió anteayer durante un operativo en el sector de Los Rosales, Santo Domingo Este.

La tristeza absoluta, el silencio sepulcral y la presencia de decenas de policías, se unieron a los factores climatológicos para crear así la escena propia para despedir a Mercedes Vásquez, quien “murió defendiendo a su sociedad y a sus subordinados”.
Son estas palabras, de uno de los generales presentes de la Policía Nacional y que posteriormente fueron secundadas por un familiar del oficial caído, que marcaron el inicio del descenso.
Cubierto de la bandera tricolor, que sería entregada posteriormente a sus familiares junto a sus insignias obtenidas, el ataúd color blanco descendió al subsuelo con los restos del teniente.
Simultáneamente, descendía con este, las lágrimas de tristeza de los rostros de familiares que despedían por última vez a Mercedes Vásquez.
Tributo
Previo a su sepultura, los restos del teniente fueron velados en la funeraria Blandino del sector Herrera, donde decenas de policías acompañaron a la familia del fenecido y ofrecieron un tributo ante el agente caído en labores.

Según varios familiares y allegados, Mercedes Vásquez era una persona que “entregó el alma” a la Policía Nacional.
Un primo del fenecido recordó que este había ingresado al cuerpo castrense desde muy temprana edad y que había logrado progresar hasta pasar a ser oficial del equipo Swat.
Muerte
Mercedes Vásquez, de 40 años de edad, murió cuando durante un operativo en el sector de Los Rosales se quitó el chaleco antibalas tratando de negociar una salida pacífica con Eugenio Medina Díaz, quien estaba atrincherado en una habitación y recibió un disparo.

Esta información fue obtenida por la hija mayor de Medina, quien dijo que su padre sufría de depresión y tenía problemas “personales, sentimentales y económicos”.
Al igual que el oficial, Medina murió durante su disputa con los policías, pero aún no se ha aclarado si fue un suicido o un ataque.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.