Los comerciantes barahoneros se adaptan a la “covidianidad”


EN BARAHONA:

 Luego de 60 días a puertas cerradas, en cumplimiento de las medidas adoptadas por el Gobierno dominicano para evitar la propagación del covid-19 en el país, tiendas y comercios de Barahona reabren sus puertas y se adaptan a la “covidianidad”.

“Mientras yo pagaba local, luz, teléfono e internet mi negocio estaba cerrado y sin tener idea de cuándo lo volvería a abrir. Cuando el gobierno anunció cierre fue todo muy rápido, no estaba preparada, y que habría una pandemia en nuestro país era algo que veía muy lejos”, narra Indhira Castro, propietaria de una pequeña tienda de ropa y calzados.

Como lo hicieron microempresarios en todo el país, Castro abrió sus puertas este miércoles esperando que, con la desescalada de las medidas económicas en el país, su establecimiento vuelva a tener estabilidad. Castro afirma que, como microempresaria, tanto la pandemia como las medidas adoptadas por el Gobierno la han afectado de manera directa.

Al igual que Castro, desde que se anunciara el cierre de los establecimientos que no fueran de primera necesidad, restaurantes, hoteles, ferreterías, entre otros establecimientos de Barahona acataron la medida del Gobierno. Mientras que supermercados, farmacias, bancos y agencias de envíos se mantenían abarrotados de personas, obligando a las autoridades locales a cerrar calles y colocar señalizaciones para mantener el distanciamiento físico.

Aunque en las primeras dos extensiones del estado de emergencia comerciantes y empresarios habían mantenido sus establecimientos cerrados, mientras algunos que ofertaban productos tomaron medidas creativas con entregas en casa o compras online, al contemplarse la idea de una tercera extensión del estado de emergencia y por consiguiente de las medidas implementadas, estos hicieron saber su descontento amenazando con una protesta pacífica.

Según el presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Barahona, Ramón Tavárez Roa, asociaciones de comerciantes y empresarios fueron precursores de la movilización, ya que se sentían indignados al mantener sus establecimientos cerrados. Sin embargo, desistieron iniciar cualquier protesta pasado el discurso del presidente Danilo Medina.

“Las medidas tomadas por el gobierno hasta ahora han sido buenas, pero entiendo que se debe hacer más. En cuanto a lo económico, se le debe dar más apoyo a las micro, pequeñas y mediana empresa con préstamos blandos y mejor accesoria”, declara Tavárez.

Así mismo, el empresario entiende que una pandemia de esta magnitud es una problemática para la cual no había preparación o plan de contingencia, por lo que los gastos de algunos negocios se incrementaron, pero que ya hoy con un 85% del sector que arrancó, se verá el dinamismo.

En ese orden, el asesor empresarial del Centro Mipymes de la Universidad Católica Tecnológica de Barahona, Samuel Lorenzo, entiende que era necesaria la reapertura, aunque de forma gradual, de la economía nacional, principalmente de Barahona, pues los negocios del sector servicio y comercio en el plano informal han sido golpeados fuertemente, ya que su modo de generar ingresos depende de un flujo diario de personas en sus establecimientos.

“Si bien es cierto que en Barahona muchos de estos negocios informales siguieron operando durante el cierre, no es menos cierto que su mayor público estuvo en casa respetando las normas, lo que redujo notablemente sus actividades generadoras de ingresos. La desescalada en las medidas era necesaria, ya que de no haber sido así el gobierno iba a tener que enfrentar un colapso de la economía nacional, principalmente en esta zona sur”, dijo Lorenzo.

El asesor empresarial recomendó que para que esta desescalada no se acompañe de un aumento en los casos de Covid-19, el Estado debe contemplar una fuerte inversión en equipos de protección personal gratuitos de calidad para el tejido productivo informal, y un incentivo al sector empresarial para que provea de estos equipos a su personal.

Por Carolina Mancebo

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.