Caen 3 de los principales partidos y se recompone el tablero político

  • Caen 3 de los principales partidos y se recompone el tablero político
    Luis Abinader surge como la principal figura política. Danilo Medina no podría optar por nueva postulación. Leonel Fernández y FP quedan entre los mayoritarios.
Manuel Figueroa
Santo Domingo, RD
 El tablero del ajedrez políti­co dominicano experimentó una drástica recomposición en las elecciones presiden­ciales y legislativas del pasa­do domingo. Los resultados representan un fuerte revés para los tres partidos que ha­bían dominado el escenario electoral por más de medio siglo.

Según los cómputos oficia­les, será la primera vez desde 1962 que los partidos de la Li­beración Dominicana (PLD), Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC), perderán la presidencia de la República y el control total del Congre­so. Ya había pasado lo mismo con el poder municipal el 15 de marzo.
Los aires de cambios ex­presados en las urnas dejan también una nebulosa sobre el futuro del liderazgo tradi­cional, que había impuesto en los poderes estatales ana­crónicos métodos de direc­ción ignorando los reclamos de las nuevas generaciones.
En esta ocasión los domi­nicanos eligieron como pre­sidente a Luis Abinader, polí­tico de 53 años que propone un cambio en la forma de gobernar el país. Su partido, el Revolucionario Moderno (PRM), solo tiene seis años de fundado, un hecho sin precedentes.
Abinader, que en las elec­ciones de 2016 fue derrotado con un 34.98% de los votos, aumentó en esta oportunidad a 2,136,214 votos (52.53%), superando a su más cerca­no contendor Gonzalo Cas­tillo, del gobernante PLD (37.39%).
Voto castigo
Como primer gran perdedor del 5 de julio surge el PLD, que ha gobernado el país duran­te dos décadas no consecuti­vas, incluyendo los últimos 16 años (2004-2020), con Leo­nel Fernández y Danilo Medi­na como sus únicos candida­tos presidenciales desde 1996 cuanto triunfó por primera vez.
El PLD, fundado en 1973 por Juan Bosch tras su abrup­ta salida del PRD, ensayó pa­ra este año con la candidatu­ra de Gonzalo Castillo, bajo la tutela del presidente Medina. Esta decisión provocó en oc­tubre pasado la renuncia del expresidente Leonel Fernán­dez (1996-2000, 2004-2008 y 2008-2012), que además era el presidente del partido.
Fernández fundó la nueva organización Fuerza del Pue­blo (FP), bajo la consigna “E’ pa’ fuera que van”, y de inme­diato concertó una alianza con doce partidos de oposición en 24 provincias para el nivel de senadores.
En las pasadas elecciones Fernández obtuvo con su nue­va organización 230,449 vo­tos (5.67%), situándose a ni­vel del PRM y el PLD dentro del renglón de partidos mayo­ritarios.
Mientras el PLD y aliados en las elecciones de 2016 con el presidente Danilo Medina como candidato, obtuvieron una votación de 2,847,438 vo­tos (61.74%), ahora cayó de bruces.
La votación del partido gobernante y su candidato Gonzalo Castillo, se redujo a 1,524,574 (37.49%), perdien­do el control del Congreso Na­cional que había manejado a su antojo desde 2006.
Su deterioro en las prefe­rencias de la población ya se había evidenciado en las elec­ciones del 15 de marzo, donde también perdió el poder mu­nicipal, en medio de amplias protestas nacionales contra el gobierno de Medina.
La dirigencia peledeísta al­ta, media y de base se advier­te desmoralizada, mientras su principal líder, el presidente Medina tiene un impedimen­to constitucional que le prohí­be aspirar a la presidencia y vi­cepresidencia de la República nunca jamás.
PRD y PRSC minoritarios
De las organizaciones políticas participantes en este proceso, la experiencia más antigua la tiene el PRD. Fue fundado en Cuba en 1939 por exiliados dominicanos por la dictadura de Rafael L. Trujillo. Se instaló en el país el 5 de julio de 1961, tras la decapitación del régi­men el 30 mayo de ese año.
El PRD gobernó el país du­rante 12 años y siete meses en períodos diferentes. La prime­ra ocasión en llegar a la presi­dencia de la República fue el 27 de febrero de 1963, tras ga­nar las elecciones celebradas el 20 de diciembre de 1962. Pero el presidente Juan Bosch fue derrocado por un golpe mili­tar siete meses después, luego perdió las elecciones de 1966 y finalmente abandonó la orga­nización en 1973 para fundar el PLD.
La organización volvió a triunfar en las elecciones de 1978, 1982 y 2000, en medio de traumáticas divisiones y lu­chas internas desde antes de fallecer su líder histórico José Francisco Peña Gómez, el PRD sucumbió finalmente luego de la derrota electoral de 2012. Dos años después sus princi­pales dirigentes, encabezados por el expresidente Hipólito Mejía y Luis Abinader forma­ron el PRM.
En los comicios del pasado domingo sus exiguas fuerzas movidas por su presidente y canciller Miguel Vargas, lo lan­zaron aliado del PLD, al club de los partidos minoritarios con 96,979 votos (2.38%).
En ese orden sigue el PRSC, fundado en 1964. Gobernó el país durante 22 años, en dos períodos diferentes, uno de 12 años (1966-1978) y otro de 10 años (1986-1996), siempre con Joaquín Balaguer como candidato presidencial. Desde 1996 entró en una pendiente divisionista que lo convirtió en partido bisagra, ya con el PLD, ya con el PRD.
Ahora el PRSC comanda­do por Federico Antún Batlle y aliado a Fuerza del Pueblo (FP) y otras organizaciones minoritarias, obtuvo solo 73,036 votos (1.80%), arro­jándolo por el sendero que le impide recibir los recursos del Estado con el monto de los mayoritarios.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.